Los modos de color en diseño gráfico.

El modo de color expresa la cantidad máxima de datos de color que se pueden almacenar en un determinado formato de archivo gráfico.

primero

Podemos considerar el modo de color como el contenedor en que colocamos la información sobre cada píxel de una imagen. Así, podemos guardar una cantidad pequeña de datos de color en un contenedor muy grande, pero no podremos almacenar una gran cantidad de datos de color en un contenedor muy pequeño.

Al imprimir una fotografía el color puede variar respecto al color que apreciamos en un monitor por lo que conocer el funcionamiento de los “modos de color” es fundamental para obtener los mejores resultados.

En AGENCIA LA NAVE trabajamos con expertos en fotografía y por supuesto con diseñadores con alta experiencia profesional de amplio espectro para entregar al cliente un producto tanto en su versión PC como en impresa con alta calidad.

cmyk

MODO CYMK

El primer modo que debemos conocer es el modo CYMK  (Cyan Yellow Magenta blacK)  dónde a cada píxel se le asigna un valor de porcentaje para las tintas de cuatricromía (Cyan, Magenta, Amarillo y Negro). Los colores más claros (iluminaciones) tienen un porcentaje pequeño de tinta, mientras que los más oscuros (sombras) tienen porcentajes mayores. Por ejemplo, un rojo brillante podría tener 2% de cian, 93% de magenta, 90% de amarillo y 0% de negro. En las imágenes CMYK, el blanco puro se genera si los cuatro componentes tienen valores del 0%. Deberemos utilizar el modo CYMK para preparar de forma adecuada una composición para su impresión. 

Su principal inconveniente es que sólo es operativo en sistemas de impresión industrial y en las publicaciones de alta calidad, ya que, exceptuando los escáneres de tambor que se emplean en fotomecánica, el resto de los digitalizadores comerciales trabajan en modo RGB.

El proceso de convertir una imagen RGB al formato CMYK crea un separación de color. En general, es mejor convertir una imagen al modo CMYK después de haberla modificado. Modificar imágenes en modo RGB es más eficiente porque los archivos CMYK son un tercio más grandes que los archivos RGB.

Lab

MODO LAB

El modelo de color Lab (CIE L*a*b*)  se basa en el modelo propuesto en 1931 por la CIE (Commission Internationale d’Eclairage) como estándar internacional para medir el color. En 1976, este modelo se perfeccionó y se denominó CIE Lab.

modolab

Consiste en tres canales, cada uno de los cuales contiene hasta 256 tonalidades diferentes: un canal L de Luminosidad y dos canales cromáticos, A (que oscila entre verde y rojo) y B (que oscila entre azul y amarillo). El componente de luminosidad L va de 0 (negro) a 100 (blanco). Los componentes A (eje rojo-verde) y B (eje azul-amarillo) van de +120 a -120.

MODO RGB

El modo RGB trabaja con tres canales, ofreciendo una imagen tricromática compuesta por los colores primarios de la luz, Rojo(R), Verde(G) y Azul(B), construida con 8 bits/pixel por canal (24 bits en total). Con ello se consiguen imágenes a todo color, con 16,7 millones de colores distintos disponibles, más de los que el ojo humano es capaz de diferenciar.

Las imágenes de color RGB se obtienen asignando un valor de intensidad a cada píxel, desde 0 (negro puro) a 255 (blanco puro) para cada uno de los componentes RGB. Es importante tener en cuenta que cuando convertimos de RGB a CYMK podemos notar diferentes tonos y colores al imprimir por ello os recomendamos siempre realizar pruebas de impresión antes de encargar un trabajo.

Es el modo más empleado a la hora de trabajar con imágenes en ordenadores y en webs en Internet ya que la mayoría de los formatos permiten utilizar este modo, mientras que el resto se limita a formatos más profesionales como el RAW, PSD (Photoshop) entre otros.

Ahora veremos el resto de modos que puede resultar interesante conocer: Bitmap, Escala de grises, Indexado, Duotono y multicanal que podremos manipular con herramientas profesionales como el Photoshop.

escala grises

Escala de grises: Los bits toman un valor entero entre 0 y 255, correspondientes al negro (0), el blanco (255) y la escala de grises intermedia (1-254). Al convertir una imagen a escala de grises, la imagen conservará su luminosidad, pero perderá todo el color.

mapa bits

Mapa de bits:  Los bits toman el valor 0 ó 1, son o blancos o negros, no están disponibles ni capas, ni filtros, ni comandos de ajuste. Para convertir una imagen a Mapa de bits es recomendable pasarla primero a escala de grises.En este modo no es posible trabajar con capas ni filtros.

Indexado

Color Indexado: Denominado así porque tiene un solo canal de color (indexado) de 8 bits, por lo que sólo se puede obtener con él un máximo de 256 colores. En este modo, la gama de colores de la imagen se adecua a una paleta con un número restringido de ellos, por lo que puede resultar útil para trabajar con algunos formatos que sólo admiten la paleta de colores del sistema. Puede resultar útil utilizar este formato para reducir el tamaño de las imágenes para su publicación web.  Su principal inconveniente es que la mayoría de las imágenes del mundo real se componen de más de 256 colores. Además, aunque admite efectos artísticos de color, muchas de las herramientas de los principales programas gráficos no están operativas con una paleta de colores tan limitada.

escala de colores

Duotono: En este modo de color se trabaja con imágenes en escala de grises, a las que se le pueden añadir tintas planas (3 para cada imagen, más el negro), con el fin de colorear distintas gamas de grises. Con este método podemos obtener fotos en blanco y negro viradas al color que queramos. Suele ser empleado en impresión, donde se usan dos o más planchas para añadir riqueza y profundidad tonal a una imagen de escala de grises. Su uso es ciertamente limitado ya que no podemos hacer una zona en la que solo haya, por ejemplo, un parche cuadrado de tinta roja, mientras que en el resto sólo hay una imagen de semitono en blanco y negro.

Multicanal

Multicanal: Posee múltiples canales de 256 niveles de grises, descomponiendo la imagen en tantos canales alfa como canales de color tuviera el original (una imagen RGB quedará descompuesta en 3 canales y una CMYK en 4 canales). Se utilizan en impresión especializada y no admiten capas. Concretar que el color indexado y las imágenes de 32 bits no pueden convertirse al modo Multicanal (por tener menor profundidad). En este modo, cada tinta es un canal que a la hora de imprimir se superpondrá en el orden que determinemos sobre los otros. Por ello, es posible tratar cada zona de forma particularizada.

Para obtener un resultado de alta calidad se requiere trabajar no solo con un buen material fotográfico (tripode, iluminación, objetivos, cámara,etc), es necesario realizar un excelente trabajo de post-producción que llevará al éxito el resultado. No dude en consultarnos sin compromiso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *