¿Qué es ser, cómo surge y cuáles son las competencias del buen emprendedor?

Recuerda que “el 80% del éxito viene dado por la forma que tienes tú de ver la vida y el 10-15% del conocimiento” (Según Michael Bloomberg, Alcalde de NY)

Foto hombre de negocios
Fuente: http://www.flickr.com/photos/mishism/

¿Emprendedor de ideas?

Primero,  señalar que ser un emprendedor es  más bien una filosofía de vida o una actitud ante la vida. No se trata de montar únicamente un negocio o empresa propia. Mucha gente que trabaja por cuenta ajena demuestra  una actitud positiva, activa, pro-activa y de liderazgo. En cambio,  muchas otras que trabajan ya por cuenta propia no demuestran ese espíritu emprendedor y sobreviven como pueden en sus negocios. Por lo que podemos matizar que para ser un buen emprendedor no basta con ser el creador de tu empresa, sino que debemos aportar también una forma de ver y de entender el mundo empresarial para descubrir nuevas oportunidades, allí donde otros, sólo ven dificultades, carencias y así saber desafiar los riesgos de cada actividad empresarial.

 

Sin ser académicos en la definición, un buen emprendedor lucha por su sueño o visión personal, demostrando mucho más liderazgo y acción, a lo largo de toda su vida, que cualquier otra persona normal, independientemente de las habilidades propias o profesionales.

Un emprendedor no es un jefe o un directivo en stricto sensu, a pesar de disponer implícitamente de ese rol en su empresa. Recordemos que “Todo buen emprendedor tiene que hacerse a un lado en algún  momento para que los demás y empresa pueden crecer” (según Ángel M. Herrera en su libro: “La aventura de emprender. Todo lo que aprendí fundando Bubok y mis otras empresas”).  Esta actitud abierta y dinámica hacia el mundo de los negocios implica que la persona emprendedora debe salir de su zona de confort constantemente para conseguir su éxito profesional.

No confundir un emprendedor con un gestor de o directivo. El emprendedor es un empresario que crea y lanza hacia delante todos los retos de su negocio y el gestor sólo administra o evalúa los pros y contras.

La motivación del emprendedor es un hecho determinante en su actividad diaria y no surge nunca de la desesperación, como única salida. En realidad, el emprendedor tiende a surgir de un sueño  personal, que quiere transmitir a los demás con su “saber hacer” de forma mejor que los demás competidores. Podemos evaluar aproximadamente, que un 30% de los emprendedores inicia su actividad propia, debido a los antecedentes empresariales existentes en su entorno familiar. Un 70% lo hacen impulsados por algún factor externo para alcanzar su visión particular.

Tampoco hay que limitar la definición del emprendedor a la figura del ente autónomo de su actividad. El objetivo determinante es construir su sueño siempre, aparte de una forma de sumergirse en una actividad que le permita una fuente de ingresos.

 

Fuente: http://www.flickr.com/photos/mishism/
Fuente: http://www.flickr.com/photos/mishism/

¿Cómo surge el emprendedor?

  1. El entorno favorable: es un factor clave que favorece continuamente su anhelo de aprender, crecer y de desarrollar su personalidad con su propio camino profesional. Si desde la familia, el colegio o la universidad se potencian este tipo de espíritu independiente, el resultado es un gran estímulo emprendedor para los negocios. Por desgracia en la actualidad no siempre es el caso.
  2. Aprendizaje positivo del trabajo:  Lo más habitual es que muchas personas comiencen su andadura de jóvenes trabajando en diversas empresas y en un momento dado, acaben desarrollando un nivel de maestría  que les permita reproducir sus propios modelos de negocio mejorando o aportando sus propias ideas de mejora en su sector.
  3. Empresa que te empuja: Hay veces que las grandes o medianas empresas toman la decisión de externalizar alguna parte de su actividad. Con ello, fomentan que parte de sus empleados o proveedores constituyan su propia empresa para desarrollar una colaboración mutua muy beneficiosa y especializada. Es el primer pasito para despertar tu propio negocio.
  4. Antes de hundirse el barco: En estos casos suele darse que la empresa principal entra en un proceso difícil de cierre de su actividad. Es en estos casos, cuando los propios empleados motivados por su espíritu de lucha, cuando toman las riendas y en una especie de colectivización  de la empresa constituyen una sociedad  alternativa para continuar con un nuevo camino.
  5. Experiencia negativa en el trabajo: Esta situación se basa en una insatisfacción personal con el desarrollo de su trabajo. De esta situación suelen inspirar nuevas tomas de decisiones que de otra forma no hubiéramos escogido.
  6. La única salida del túnel: Si bien es cierto que la mayor inspiración de un emprendedor es llevar a cabo su sueño dentro de su visión particular de los negocios, también existe el caso de aquellas personas con un perfil más maduro que por circunstancias de la vida, tras un periodo largo en su empresa, se quedan en el paro y no encuentran otro trabajo.

 

Características y perfil del emprendedor:

Fuente:  http://www.flickr.com/photos/kkoukopoulos/
Fuente: http://www.flickr.com/photos/kkoukopoulos/

Los valores y atributos que conforman la base de cualquier emprendedor corresponden a:

–          Inquietud :  Una persona dinámica y activa preocupada por su entorno, repleta de ideas o pensamientos que responden a clientes potenciales de su negocio.

–          Iniciativa:  Un perfil muy activo, con gran iniciativa en todo lo que desarrolla en su vida.

–          Visión: Una persona que cree en su modelo de negocio y en su sueño empresarial. Tiene un destino que cumplir para sentirse realizado.

–          Intuición (olfato): Se trata de una persona  con sentido de los negocios. Sabe evaluar las oportunidades y visualizar su valor en la actividad y cómo conseguir sus objetivos.

–          Curiosidad:  Un perfil curioso por naturaleza e inconformista en muchas ocasiones para entender el porqué de las cosas. Dispuesto a probar siempre nuevas experiencias.

–          Percepción: Gran capacidad de observación en su entorno. Una forma de ser que le permite estar en alerta en cada instante. Lo cual le deja una gran poder para captar las posibles amenazas y consecuencias de su actividad.

–          Rebeldía: Siempre un perfil inconformista y dispuesto a mejorar y ofrecer mejoras en sus servicios.

–          Independencia: un perfil que valora su libertad por encima del resto. Quizás no le gusta permanecer demasiado tiempo en el mismo sitio. Prefiere liderar a otros antes que ser liderado por otros.

–          Sentido del riesgo: Un perfil que desafía los riesgos y no le importa afrontar lo desconocido porque confía en si mismo.

–          Confianza:  Pese a las adversidades siempre sabe sacar lo mejor de si mismo para volver a levantarse frente a las adversidades. Tiene fe en su forma de hacer las cosas y en sus posibilidades.

–          Sentido de la necesidad: El emprendedor quiere dejar su huella en su vida. Tiene la necesidad de demostrar que es capaz de salir adelante para cumplir su sueño.

–          Equilibrio emocional: Encaja los buenos y los malos momentos con gran madurez y buena compostura. Asimila con estabilidad emocional cada situación desafiante de su negocio.  Siempre busca el respeto en las relaciones profesionales y también personales.

 

Fuente: http://www.flickr.com/photos/92334668@N07/
Fuente: http:[email protected]/

Emprender es un camino emocionante sólo apto para corazones que asimilen el riesgo y la adrenalina de los negocios. No necesita ser una persona con estudios elevados, pero sí saber lanzar sus retos personales.  Ver tu idea convertida en tu forma de ganarte la vida provoca un gran orgullo y satisfacción profesional.  Un emprendedor dispone de una gran capacidad de gestión del trabajo y de su autoestima personal.

No obstante, tampoco olvidemos que el buen emprendedor rompe todo tipo de guiones predefinidos sobre su figura.

Desde Agencia la Nave  podrás encontrar siempre un apoyo sólido y global para definir e implementar todas las áreas de tu negocio, de una manera profesional y con la confianza que tus clientes merecen.

2 thoughts on “¿Qué es ser, cómo surge y cuáles son las competencias del buen emprendedor?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *