Identidad Visual Corporativa. ¿Qué debe componer y qué no debe componer mi Manual?

¿Te has preguntado si los logotipos tienen vida? ¿Si cambian según el medio pero en la mente del consumidor permanecen inalterables? ¿Sabías que el Manual de Identidad Visual es el documento sobre el que se basan las variaciones de marca?

Muchos nos preguntamos si un manual de identidad visual corporativa es necesario en una empresa, institución, compañía o persona individual y si realmente es eficaz desde su concepción.

Manual Identidad Visual Corporativa dogcab Taxis para perros
Fuente: juanjook.com

Cuando muchos de nosotros nos encontramos expuestos a impactos publicitarios y mediáticos diarios en numerosas ocasiones adoptamos inconscientemente diversas líneas, estilos, filosofía y valores añadidos transmitidos por diversas manifestaciones de grandes marcas, firmas o multinacionales.

Son las propias marcas las que adoptan gran versatilidad en el momento de manifestarse con el público objetivo y tratar de impactar en el potencial casi por obligación.

Por todo ello, numerosas empresas comienzan a articular y sentar las bases de la naturaleza de su marca en una pieza editorial denominada: Manual de aplicaciones para la Identidad Visual Corporativa.

Este manual debe contener los elementos formales derivados de la propia interpretación gráfica del diseño del logotipo de la empresa, institución, marca o compañía. Será, por tanto, el diseñador, maquetador o profesional de comunicación el verdadero responsable de la correcta utilización de todas y cada una de las manifestaciones públicas y privadas de la marca.

Todo manual de Identidad visual debe recoger, independientemente de su tamaño, una serie de secciones obligatorias:

  •  Orígenes, trayectoria, naturaleza, porqué y cómo surge:
    •  denominación, misión, visión, valores y filosofía
  • Logotipo, icono, logosímbolo: explicación breve de su forma, color y efecto.
  • Pautado de construcción: módulo y cánon de proporciones sobe el que se basa la Identidad Visual.
  • Gama cromática: principal y secundaria.
  • Tipografía corporativa y tipografía de sustitución.
  • Versiones cromáticas: positivo, negativo, monocromo, escala de grises, representación sobre color, etc.
  • Tamaño mínimo, test de reducción, espacio de respeto.
  • Usos autoriazados y no autorizados de la marca.
  • Aplicaciones offline: hoja de carta interna, hoja de carta externa, sobre americano, tarjeta de visita, hoja de factura, carpeta A4, anuncios, módulos, rotulación de vehículo, ropa corporativa, cubiertas y sobrecubiertas, catálogos, informes, anuarios, bolsas, packaging, CD, DVD, etc.
  • Aplicaciones online: newsletter, pie de email, firma html, cabecera facebook, página web o microsite, etc.

Conclusión

No olvides que tu documento de Identidad Visual Corporativa debe estar visible y actualizable constantemente. Aquello que no deseemos para nosotros mismos no lo queramos para nuestra marca. Debemos atender constantemente a aquello que los profesionales del diseño, maquetación o artes gráficas establecieron para el correcto funcionamiento y coherencia de todas y cada una de las aplicaciones que la propia marca pueda experimentar en sus manifestaciones públicas.

En Agencia La Nave seguimos al detalle las directrices del Manual de Identidad Visual propio y el de los clientes. Para ello los tenemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *