Anatomía de la letra. ¡Qué parecidas a nosotros!

Todo profesional relacionado con la comunicación visual, las artes gráficas, el diseño, el arte o la publicidad ha tenido en algún momento que enfrentarse a la toma de una decisión importante… ¿Qué tipografía elegir para según qué propósito y coherente con el proyecto en el que está trabajando?

Diseñar tipografía imagen
fuente: Rodrigo Galíndez

Mucho más allá de los valores añadidos, las connotaciones y las sensaciones que nos produce observar, reproducir e incluso ver cómo una familia tipográfica influye en el contexto que le rodea, resulta útil tener en cuenta una serie de elementos que constituyen la propia esencia de la tipo: su estructura, su carácter individual, único y representativo. La anatomía de las letras proporciona información útil e influencias que, de forma objetiva y subjetiva, acaban combinándose y le confieren fuerza y proyección a la palabra, la línea, el párrafo, la columna, etc.

FF More imagen
fuente: FontFont

Bodoni, Garamond, Didot, Museo o DIN no serían en absoluto lo que son hoy si tras ellas no se hubiera conocido el trabajo de grandes tipógrafos que, tras un laborioso proceso de investigación, desarrollo, trabajo de modulación y testeo, han hecho de estas familias verdaderos iconos del diseño editorial.

FF DIN Round: Rational Angles imagen
fuente: FontFont

La altura de X, la forma de las descendentes, el trazo de gruesos y finos, el grado de inclinación, la presencia o no de ligaduras o líneas de base bien definidas enriquecen el mito de la Tipografía.

Gadzook y la columna vertebral y ligaduras imagen
fuente: Mike Ashton

Muchas personas no relacionadas directamente con el ámbito editorial, publicitario o el diseño sí están más que acostumbradas a recurrir a la tipografía para realizar sus proyectos universitarios o simplemente para redactar unas emotivas líneas en un email pero, ¿acaso conocen más allá del aspecto formal y estético de, como muchos llaman, un tipo de letra, una fuente, etc.?

I shot the serif imagen
fuente: googlemyface

Sería aconsejable que proporcionáramos al público una serie de conceptos, vocabulario y denominaciones propias del diseño editorial y de tipos para, en definitiva, llamar a las cosas por su nombre.

Resumen de anatomía tipográfica imagen
fuente: Mekanoide

A continuación se detalla un breve listado de los componentes o partes de una letra:

  • Ascendentes: la altura de las ascendentes corresponde a aquellos trazos o astas  de caja alta que se encuentran por encima de la altura de x. Ejemplos: B, l, d, F, etc.
  • Descendentes: la altura de las descendentes corresponde a aquellos trazos  de caja baja que se encuentran por debajo de la línea de base. Ejemplos: j, g, y, q, etc.
  • Caja alta: o también conocidas como mayúsculas.
  • Caja baja: también conocidas como minúsculas.
  • Altura de x: u ojo medio. Se corresponde con la altura del cuerpo de una letra en caja baja (minúscula) sin tener en cuenta ascendentes y descendentes. Se toma como referencia el carácter x en caja baja.
  • Remate o Serif: también llamado asiento, terminal, gracia, asta, brazo o cola. Se trata de un motivo ornamental que no es indispensable en la definición de un carácter tipográfico. La clasificación general atendería, por tanto a, Serif (con remate): Cooper Black y Sans-serif (sin remate): Futura.
  • Línea base: aquella línea imaginaria sobre la que se asientan y disponen las letras o caracteres. Se emplea para alinear horizontalmente los caracteres, tipos, imágenes o diferentes textos.
  • Asta: montante, principalmente verticales u oblicuas de un tipo de letra. Pueden ser ascendentes o descendentes.
  • Barra: traviesa o transversal. Elemento horizontal propio de letras como: la A, la T o la H.
  • Oreja: gota, lóbulo. Se trata de un pequeño elemento decorativo final que en ocasiones aparece por debajo de la línea de base.
  • Ojal (bucle): porción cerrada de la letra g que aparece situada por debajo de la línea de base. Si ese elemento es abierto se denomina cola.
  • Panza: Se trata de un trazo curvo que encierra una contraforma. d, p o q.
  • Lágrima: parte final de un trazo que no termina en un remate, sino con forma redondeada. Lo podemos encontrar en la f o la a.
  • Ligadura: o también conocido como cuello. Se corresponde con un enlace o vínculo gráfico o de trazo que permite conectar las terminaciones de un carácter con los correspondientes de inicio de su inmediato consecutivo. Ayudan en la lectura para percibir caracteres juntos con el ojo y el movimiento de izquierda a derecha.
  • Cola: elemento decorativo colgante de algunas letras como en: R, K o Q.
  • Blanco interno: o también conocido como contorno interno. Espacio en blanco que se encuentra en el interior de un anillo u ojal.

Desde Agencia La Nave queremos hacer hincapié en la importancia de tratar a la tipografía como un elemento de referencia en las composiciones artísticas, de diseño, publicitarias y de comunicación. En ocasiones tan supeditada a la imagen pero que debe ser entendida como un ente con gran fuerza y personalidad. La tipografía por sí sola comunica e, incluso, puede hacerlo con mejores sensaciones que una imagen. La elegancia, sofisticación, seriedad, orden o el valor van asociados a la propia configuración formal de la tipo. Dependerá del uso de esa familia o estilo tipográfico que el diseñador o creativo haga y la forma de implementarla en la composición. Las letras, las fuentes, la tipografía, etc. En definitiva, “un ente con vida propia, que va mucho más allá de su línea de base”.

 

2 thoughts on “Anatomía de la letra. ¡Qué parecidas a nosotros!

  1. >גאט | le 19 novembre 2008 à 07:31 si c’est bien vous, et non votre frère, c’est fête exprès. C’est d’ailleurs vous qui me l’avez soufflé si votre mémoire ne flanche pas.Mais ta thèse ? C’est pas la mienne, c’est la sienne. J’lui fais le jury (ouaip, toute seule, tout un jury).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *